Decorar con vinilos

Los vinilos decorativos son unas de las formas de decoración más sencillas pero completas que pueden existir, ya que no se trata de algo que cueste colocar o de difícil instalación, sino que por el contrario se trata de pegarlo en la pared y listo, dándole una vuelta por completo al espacio que decores con él, puesto que aporta el detalle que sin duda buscabas.

Siendo así, se han convertido en uno de los favoritos para la decoración tanto de salas, cuartos, cocinas baños, como para oficinas de trabajo. Restaurantes y demás sitios, por ello hoy te enseñaremos algunos consejos que debes saber a la hora de usar tus vinilos decorativos para darle ese toque especial y lleno de vida a tu espacio.

Consejos antes de instalar

Debes tener en cuenta ciertas cosas antes de colocar tus vinilos puesto que de lo contrario puede que surjan problemas luego de instalado o al paso del tiempo.

Lo primero que debes tener en cuenta son las instrucciones que trae consigo el vinilo y lo que recomienda el mismo fabricante hace pre instalación.

Lo otro que debes tomar en cuenta es el sitio en donde lo colocaras, pues debes limpiarlo por completo antes de colocar el stikers, además debes asegurarte que la superficie en el cual lo instalaras, debe ser completamente lisa, sin polvo y nada porosa.

Lo puedes colocar sobre pared, baldosa, pintura, cemento, cristal, muebles de madera, aluminio, metales, maderas naturales, eso sí, siempre y cuando se encuentra completamente limpia y seca libre de cualquier sucio.

También es importante saber que una vez que recibas el vinilo y este haya venido enrollado en tubo, tienes que desplegarlo y esperar a que este tome forma, no es necesario colocar algo fuerte encima para enderezar, lo que sí es recomendable es que con una espátula o tarjeta puedas estirar los dobles que hayan en la pegatina, eso ayudara a que se pegue mucho mejor.

Ya que evitará que las bombas de aire que hayan surgido se queden en el adherente, debes pasar la espátula hacia afuera, es decir, del centro hacia los extremos permitiendo que aire salga.

Es recomendable que si el diseño que escogiste tiene muchas partes que no van pegadas al más grande, las cortes por separado y luego las ubiques en su posición, ello te ayudará a que sea mucho más fácil para pegarlas, que intentar hacer todo de una sola vez.

Una idea que te puede ayudar a medir, es que coloques una cinta o una marca que pueda ayudarte a ver en donde quedara y que esa es la posición correcta, una por encima y otra por debajo, para que la uses de guía al colocar tu vinilo.

¿Cómo quitarlos?

Realmente el quitarlo no da mucho de qué hablar, pues la idea es solo hacerlo por una punta y sacarlo, sin embargo el secador puede ayudarte con ellos, pega un poco de calor en la pegatina y ello ayudará a que pueda ablandarse y su salida más fácil.