Actualmente, el aspecto físico nos abre puertas. Sean esas puertas tanto las de nuestro futuro laboral como las de nuestro devenir romántico. Incluso, en medio de la calle una anciana en apuros se fiará más de un hombre afable para ayudarle con las bolsas de la compra hasta su cercano portal. Sin embargo, llegar al look perfecto no siempre se consigue a la primera. ¡Y eso que desde gifts and care nos ofrecen herramientas para ello!

Si ponemos frente a frente una foto de nuestro aspecto hace diez años y de nuestra cara actualmente, lo más seguro es que encontremos grandes cambios, tanto físicos como de imagen. Las modas van cambiando cada año y peinados y cortes que eran lo más hace cinco años ahora se encuentran muy desfasados. Incluso si siempre has creído que eras un hombre clásico en el corte, quizás te sorprendas viendo tus anteriores looks…

Pero todo ello tiene solución. Aunque no se puede volver ante nuestros pasos ni cambiar el pasado, sí que podemos darte una serie de consejos para que sepas qué barba va mejor con tu tipo de cara. De este modo, siempre apostarás a caballo ganador.

DIME QUE CARA TIENES Y TE DIRÉ QUE BARBA TE CORRESPONDE

Pues eso mismo. Después de un epígrafe tan claro, sólo queda aportarte datos sobre los diferentes rostros y su tratamiento barbudo. Todo dependerá de si tu cara es cuadrada, en forma de corazón, redonda, alargada u ovalada.

Si tu rostro es cuadrado, tu barba debe de ser fina y sin mucho volumen para que tus rasgos se suavicen en lo posible para suavizar tus facciones. Si, por el contrario tu cara tiene formas más redondeadas, tu barba debe de acortarse y quedarse sencillamente en una sencilla barbita con perilla para que se alarguen tus facciones. Incluso puedes dejarte patillas.

Si tu rostro tiene forma de corazón, lo mejor que puedes (y debes) hacer es dejarte crecer una barba muy espesa alrededor de la barbilla para darle un mayor volumen a la parte más baja de tu cara. Si, por el contrario, tu cara es alargada no dejes crecer la barba mucho volumen pero deja que recorra todo tu contorno. En el caso de las caras ovaladas, estás de enhorabuena: cualquier tipo de barba te quedará perfecta. En este caso puedes jugar con ello y cambiar de tipo de barba cada cierto tiempo. Tienes todas las de ganar y así descubrirás qué look es el que más te gusta.